lunes, 26 de mayo de 2008

Asco

Misteriosamente me estoy topando todo el tiempo con gente que vomita. En la puerta de un bar, una chica que no estaba borracha ni nada por el estilo se descompuso ante mis ojos; en la autopista casualmente dirigí mi mirada a una banquina y una señora lanzaba todo. Inclusive veo cada dos por tres colectivos vomitados... Sí, que asco. Me revuelve el estómago escribir sobre esto. Sin embargo, saqué como conclusión que los argentinos no sólo tienen malos hábitos alimenticios sino que están asqueados también. Asqueados del eterno conflicto del gobierno con los productores agropecuarios, en el cual parece que no se va ni para atrás ni para adelante. Discursos de un lado, discursos del otro y en el medio, como siempre, el pueblo. Asqueados de esperar que se diferencie a los grandes pooles transnacionales de los pequeños productores argentinos. Asqueados de Queen Cristina, que sigue usando el "chori recurso" para luego jactarse del apoyo de la gente que la "votó", cuando su imagen viene en decadencia. Asqueados de que los gordos representantes de las entidades rurales se olviden de los chacareros y busquen en todo este circo beneficios para sus negocios. Asqueados de que en días de tremenda humedad vuelvan otra vez los incendios en Zárate -vaya paradoja-. Y asqueados de que la televisión pase informes estúpidos sobre los vecinos de Barreda.
Entre tantas otras cosas, hastiados.

9 comentarios:

gonza dijo...

en fin...asqueados de la argentina

Lucas dijo...

Salgo en defensa de los "vomitólogos". A veces no se trata de malas costumbres. Cuando yo era más niño me mareaba viajar en cualquier cosa: avión, subte, colectivo, auto.... Sí, he vomitado en cada uno de esos lugares. Avión, en las bolsitas. Auto, sacando la cabeza por la ventanilla cual perrito alegre. Bus, después de tomarme un horrible jugo de naranja (ahí sí fue inevitable y largué todo sobre el asiento en el que tuve que viajar lo que quedaba de trayecto a Mar del Plata). Por suerte ya no me pasa. Pero la gente que se marea la pasa muy mal cada vez que viaja y el vómito es el resultado.
Este fue mi comentario acorde a lo que mencionás en tu post: un asco.
Me voy a vomitar y vuelvo... :P

Niceforo dijo...

la mejor forma es mutar el asco en voluntad de cambio. Solo así dejaremos de ser meros comentaristas de café

un abrazo

Agus dijo...

qué chanchita nena, nunca me voy a olvidar del bondi vomitado con fideos en la puerta de tea!!!! jajajajaja
qué horror.. yo también fui, como lucas, de esas personas vomita todo cuando era chica, ahora más o menos se me paso.. pero hasta ahí no más, siempre tengo el reliberan cerca en los viajes largos

beso!

PsicoBélica dijo...

y ya van como 3 post sobre vomitos que veo esta noche

Recontra dijo...

Qué lindo post!

Nadie Nunca Nada dijo...

a favor del vomito.-

cat dijo...

vomitar.. puajj. Y además de hastiado se podría usar la palabra hartos.Será cuestión de esperar, con cierto optimismo,que la Presidenta y los señores del campo se pongan de acuerdo de una buena vez, y dejen la necedad y la obstinencia de lado..Ojalá

MSR dijo...

gonza: exacto

lucas: el jugo de naranja de los micros es como cianuro, a cualquiera le cae mal.

niceforo: si, tenés razón, pero somos argentinos, vio?

agus: estabamos tan cerca de esos fideos que podríamos haber adivinado de qué fábrica de pasta eran jaja

psicobélica: será que la gente anda vomitando mucho

recon: si, re lindo.

NNN: prefiero la cagadera

cata: totalmente de acuerdo, todos estamos hartos y, como bien decís, es cuestión de esperar.