viernes, 1 de agosto de 2008

Noche porteña


Jueves, la noche porteña está en pañales y este conocido boliche de Palermo está plagado de señores cincuentones, con anillo carcelero o no, con panza de vino, cara de garca y bigotes o barba candado. Todos con copa en mano, literalmente se babean con las señoritas que un "Gaby Alvarez" devaluado hace desfilar por la pasarela improvisada, después de acomodarles la tanga que lucen. El señor gordo, saca su cámara reflex y apunta directo al baúl de las modelos. Los más jóvenes aplauden y los que no se animan a gritar se quedan con la boca abierta y cara de boludos, como si nunca hubieran visto un culo tan de cerca. Después aparece esta extranjera que baila what a feeling con un porrón de cerveza en la mano. Es rubia, alta, su aspecto la delata. Por eso todos los señores bigotudos la miran con ojos de buitre desesperado y hambriento. Alguno le va a invitar una copita de champagne y quién sabe. Mucho parche en el ojo y mucha cotorra al hombro... Cualquiera de estos señores podría ser mi padre.

6 comentarios:

gonza dijo...

esos paisajes generalmente se ven los jueves a la noche. ese es el dia de las trampas.
yo he visto cada escena...

Lucas dijo...

¿Y qué hacías vos ahí??????????
¿Eras la bailarina???????
¿Era un trabajito para TEA???????
MMMmmmmm......
Saludos!

cat dijo...

sol.. beware con esos señorones.. era Niceto? es lo primero que me sale de la cabeza
espero no hayas pasado un mal momento!
beso

ieh dijo...

Estaba ya tan sucio a causa de la rutina. Lo remojaron en un balde con agua tibia durante algunos minutos. Lo fregaron con un jabón blanco contra una tabla de madera. Luego lo enjuagaron en el mismo balde de agua tibia, volvieron a fregarlo contra la tabla de madera y repitieron el proceso varias veces. A continuación lo colgaron en una soga al sol y esperaron varias horas hasta que estuvo seco. Lo colocaron sobre una tabla y lo alisaron con una plancha de vapor. Una vez limpio, seco y alisado, lo ensuciaron con nueva mugre y lo enviaron con su documento a sus primeras urnas.

CRirchu dijo...

a mi más que impresión me dan bronca y un poco de asco...
No les da la cara!!

Saludos!

Agus dijo...

siempre habrá viejos verdes, lo más vomitivo es cuando después se te acercan y te quieren sacar a bailar (asco)

bueno, yo te conté la vez que vi al papá de una compañera mía del colegio en asia de cuba rodeado de gatos!! jajaja

volví de mi viajecito sol, y nos vemos mañana por 7kc ;)

beso!